Seguridad e higiene laboral

Audiología Laboral

En nuestro centro se realizan estudios de audición pre ocupacionales y periódicos  para empresas.

 

Un axioma y objetivo cumplir dentro del cuidado del ambiente laboral es  la protección de la vida, de la salud y de la integridad psicofísica de los trabajadores. Esto debe ser tenido en cuenta dentro  de toda la comunidad industrial.

 

La función educativa cumple un rol fundamental para cumplir este objetivo.

 

La prevención, un concepto básico  que debe nacer entre  los sectores interesados para lograr una clara conciencia de que el medio más eficaz, de disminuir los accidentes y enfermedades del trabajo, es neutralizar o aislar los riesgos.

 

La higiene y seguridad en el trabajo comprenderá  normas y medidas sanitarias, que tengan por objeto:

 

  • proteger la vida, preservar y mantener la integridad psicofísica de los trabajadores;

  • prevenir, reducir, o eliminar  los riesgos producidos por la tarea a realizar;

  • estimular y desarrollar una actitud positiva respecto de la prevención de los accidentes o enfermedades que puedan derivarse de la actividad laboral realizada, y

  • proveer de equipos de protección individual a los trabajadores.

 

Todo empleador debe adoptar y poner en práctica las medidas adecuadas de higiene y seguridad para proteger la vida y la integridad de sus trabajadores, especialmente en lo relativo:

 

  • eliminar, aislar o reducir los ruidos y/o vibraciones perjudiciales para la salud.

 

El trabajador estará obligado a cumplir con las normas de higiene y seguridad, la obligación de uso, conservación y cuidado del equipo de protección personal.

 

Protectores

de ruido

Exposición al ruido en el ambiente laboral

La diferencia entre sonido y ruido es subjetiva si tenemos en cuenta que la génesis de ambos es la  misma. Así, si las ondas que constituyen el sonido se reciben con una  intensidad desmesurada es cuando lo podemos considerar ruido y una excesiva exposición al mismo puede afectar la estimulación del órgano de Corti provocando hipoacusia. Cualquier sonido, incluida la música más sublime, si llega a nuestro órgano auditivo a una intensidad exagerada, producirá lesiones cocleares irreversibles.

La Naturaleza es sabia y todos lo sabemos. Los sonidos que se producen en  ella son ruidos de intensidad moderada. Es muy difícil encontrar fuentes naturales de energía cuya capacidad sonora pueda incidir de forma lesiva en los seres vivos; incluso el ruido que producen, por ejemplo, truenos, tormentas o los grandes caudales de agua como las cataratas, es limitado en el tiempo o en el espacio.

 

El sonido o ruido comienza a ser perjudicial cuando es igual o superior a los 80 dB de intensidad. El tiempo al que nuestros órganos auditivos estén expuestos a tales magnitudes es el que establecerá el nivel de lesión ya que a mayor tiempo de exposición, mayor riesgo de lesión. Sin embargo, ello no afecta por igual a todos los individuos pues los hay quienes son más propensos que otros a sufrir traumas acústicos dado su nivel de tolerancia.

 

Otros factores de riesgo son: la edad de las personas; su estado de salud en general; sus condiciones de trabajo; y, las enfermedades otológicas que puedan padecer anteriores a la lesión o trauma acústico.

 

Trauma acústico

Se necesita gran energía sonora para que aparezcan, y ocurre principalmente en individuos relacionados con determinadas profesiones tales como obreros de la construcción, canteros, mineros, técnicos en explosivos, personal de discotecas, o en otras situaciones accidentales como en el caso de explosiones fortuitas.

 

La aparición en estas últimas décadas de síntomas como: acúfenos e hipoacusia neurosensorial que, con el paso del tiempo, pueden desaparecer, disminuir o permanecer constantes, o el desencadenamiento de los fenómenos de Tullio en el que aparecen síntomas vestibulares, vértigo, nistagmus, oscilopsia, desequilibrio y reacción de inclinación ocular de origen otolítico, han venido a corroborar que cada vez son más los individuos que están, o han podido estar, sometidos y expuestos a dichos factores de riesgo.

 

Trauma acústico crónico

Enfermedad profesional que afecta a sujetos que ejercen sus ocupaciones en un medio hostil en el cual se mantiene, de forma prolongada, una contaminación acústica superior a los 80 dB. Estas profesiones serían, por citar algunas, obreros de la metalurgia, y en general de la industria pesada, caldereros y fundidores, trabajadores del ramo de la construcción, empleados de empresas aeronáuticas, etc.

 

Generalmente se ven afectados por dos clases de sintomatología: la psíquica y la audiológica. En la primera de ellas se pueden observar frecuentes cambios de carácter tornándose irritables y agresivos. Habitualmente van cayendo en una falta de atención por el trabajo que realizan. También pueden verse inmersos en situaciones de insomnio; procesos de ansiedad o neurosis; y, angustia.

 

En el segundo caso, se observa que en los primeros momentos de exposición al ruido notan acúfenos y sensación de ensordecimiento que desaparecen durante el descanso y reaparecen en la siguiente jornada laboral.

 

Tratamiento y profilaxis

Ante un trauma acústico, se pueden mejorar las secuelas auditivas utilizando corticoides, vasodilatadores, gas carbógeno u oxígeno hiperbárico, resveratrol, furosemida como protector antes de la exposición al ruido, ácido salicílico.

 

A pesdar de ello, el esfuerzo debe dirigirse a la prevención del problema utilizando correctamente las medidas profilácticas adecuadas se puede reducir la prevalencia de la sordera por trauma acústico.

 

Las medidas profilácticas o preventivas son:

 

  • Control audiométrico periódico. Diarios, semanales, mensuales, trimestrales o anuales, según se estime oportuno.

  • Estudio de la susceptibilidad individual.

  • Medidas de protección individual. Se debe exigir el uso del protector antirruido a toda persona que tenga que permanecer en ambientes en que exista una contaminación acústica de intensidad igual o superior a 80 dB, tapones antirruido, cascos antirruido. En todos ellos se debe venir especificado el índice de atenuación que proporcionan y que sea el adecuado a la agresión sonórica que sufre el usuario.

  • Medidas de protección colectiva. Amortiguación o aislamiento acústico de la fuente de ruido, sistemas de arquitectura antirruido, control del nivel sonoro, establecimientos de descansos periódicos en ambientes silenciosos.

 

...y también ofrecemos servicios de:

  • Audiometría por juego

  • Logoaudiometría

  • Médico Otorrinolaringólogo (con turno previo)

  • Control y calibración gratuita de audifonos

  • Atención Obras Sociales

 

 

In Ears

Atención personalizada

+54 011 4371 2917

 

Audilife © 2023 - Todos los derechos reservados

Webmaster Jaime Bel Ventura - YaakovBcn © 2023

yaakovbcn@gmail.com

 

instagram_PNG10.png
facebook.png
whatsapp.png
twitter (1).png
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now